1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Toda instalación o edificio debe tener unas mínimas condiciones de seguridad y habitabilidad, en especial aquellas dedicadas a la vivienda, al trabajo o los sitios públicos. La prevención y el mantenimiento deben considerarse en todo tipo de edificios, adoptando las medidas necesarias, desde su concepción y construcción hasta su explotación. En el caso de fenómenos fortuitos como son los incendios, es necesario contar con un sistema que defina la Protección Contra Incendios en función del riesgo que presenta cada edificio en particular.

Para desarrollar el concepto de la Protección Contra Incendios en función del riesgo se integran una serie de actividades desarrolladas de forma progresiva: desde la identificación y la evaluación de riesgos, los recursos disponibles, la elaboración del plan de evacuación, la formación, etc.

Es de especial interés, que la aplicación de este Plan sea realizada por profesionales de la seguridad contra incendios, según las necesidades de cada edificio.

La protección contra incendios comprende el conjunto de normas destinadas a evitar estos siniestros y abarca desde el uso del edificio hasta las condiciones de construcción, ubicación, instalación y equipamiento que deben  observarse; conceptos que se hacen extensivos a usos que no sean los de un edificio en la medida que estos lo requieran.

Los objetivos que se persiguen son:

  1. Que el incendio no se produzca.
  2. Si se produce, que quede asegurada la evacuación de las personas.
  3. Que se evite la propagación del fuego y los efectos de los gases tóxicos.
  4. Que se faciliten las tareas de ataque al fuego y su extinción.
  5. Que como consecuencia del siniestro, no se originen daños estructurales irreparables.

La Protección Contra Incendios

Se puede clasificar en 3 tipos:

  1. La  protección preventiva (Prevención).
  2. La protección pasiva (Estructural).
  3. La protección activa (Extinción).

De acuerdo a esta clasificación, corresponde a la  protección preventiva o prevención  el estudio de los riesgos de incendio resultantes  de las distintas actividades o actitudes humanas y de las características particulares de los ambientes donde dichas actividades se realizan.

La prevención es la parte más importante de la Protección contra incendios ya que tiene como misión el primero objetivo de la misma, que el incendio no se produzca.

Se ocupa de las instalaciones eléctricas, calefacción, gas, hornos, chimeneas, almacenamiento y uso de sustancias inflamables, estudio de los materiales que pueden ser atacados por el fuego y toda otra cuestión vinculada con posibles causas que den origen a incendios y su propagación.

El estudio de todas estas variables permite la formulación de una regulación que en cada país contempla sus particularidades  y cuya difusión tanto a nivel profesional como de usuario,  mediante conferencias, publicaciones y cursos, procura evitar el inicio y la propagación  de incendios.

Nos queremos hacer eco de este decálogo de la prevención de incendios en viviendas proporcionado por Bomberos de Barcelona.

Bomberos de Barcelona - Decálogo de la Prevención de Incendios en viviendas

📧Recibe en tu email: Conceptos básicos de la prevención contra incendios

Website Comments

    Post a comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.